Hacía Otro Paradigma Educativo

No a la violencia sexual. No a la violencia física. No a la violencia psicológica. No más violencia contra la mujer

Hacía Otro Paradigma Educativo

Las personas fueron creadas para ser amadas y las cosas para ser usadas. La razón por la que el mundo está en caos es que las cosas están siendo amadas y las personas siendo usadas.

Hacía Otro Paradigma Educativo

Nunca más llamaré puta a otra mujer. Nadie podrá convencerme en la calentura de no usar condon. Jamás me emarazaré por tener a un hombre a mi lado.

Hacía Otro Paradigma Educativo

Francesco Tonucci. También conocido por el seudónimo "Frato", es un pensador, psicopedagogo y dibujante italiano. Es autor de numerosos libros sobre el papel de los niños en el ecosistema urbano y de artículos en revistas italianas y extranjeras.

Hacía Otro Paradigma Educativo

Francesco Tonucci. También conocido por el seudónimo "Frato", es un pensador, psicopedagogo y dibujante italiano. Es autor de numerosos libros sobre el papel de los niños en el ecosistema urbano y de artículos en revistas italianas y extranjeras.

Hacía Otro Paradigma Educativo

"La igualdad no significa que todos tengamos la misma riqueza, sino que nadie sea tan rico como para poder comprar a otro ni que nadie sea tan pobre como para verse forzado a venderse"

viernes, 31 de enero de 2014

¿Qué es Educación? (Logan Laplante)

Fuente: TEDx 


Logan Laplante es un chico estadounidense de 13 años que no está escolarizado desde hace varios años por decisión de sus padres. Es lo que se conoce como "unschooling" o "educación sin escuela". Logan se refiere a su práctica como "hackschooling" (hackear la escolarización).

Habla de lo decepcionante que le resulta el modelo educativo tradicional que se aplica en la mayoría de escuelas del mundo.

jueves, 30 de enero de 2014

Escuelas de gestión social

Fuente: El Comercial
Fecha de publicación: 13-01-14

HAY CERCA DE 420 ESCUELAS EN TODO EL PAIS QUE FUNCIONAN COMO COOPERATIVAS


Cerca de 420 instituciones de enseñanza son gestionadas socialmente -ya sea como cooperativas, como asociaciones civiles, fundaciones o emprendimientos mixtos-, informó la Asociación de Educación de Gestión Social.
En la Ciudad de Buenos Aires existen al menos cuatro centros educativos que funcionan como cooperativas y mientras algunos de ellos nacieron como tales, otras son empresas recuperadas por sus trabajadores, como ocurrió con el Colegio Guido Spano de Palermo.
“El crecimiento más fuerte fue a partir de la crisis del 2001, pero a partir del 2006 se ve un nuevo impulso con la Ley Nacional de Educación, que determina que hay tres tipos de gestión de las instituciones educativas, no sólo la pública y la privada”, aseguró a Télam Serena Colombo, dirigente de la Federación de Escuelas Cooperativas de Buenos Aires (Feceaba) y de la Asociación de Educación de Gestión Social.
Integran el mismo grupo las denominadas Escuelas de la Familia Agrícola que funcionan con una frecuencia especial para los chicos de zonas rurales; las escuelas recuperadas y la escuelas cooperativas conformadas en todas las épocas por iniciativa de la propia comunidad a partir de una necesidad concreta. 
“El cooperativismo de profesores es un método muy eficiente para garantizar altos niveles de profesionalidad educativa”, aseguró el titular del Instituto Nacional de Asociatividad y Economía Social (INAES), Patricio Griffin.
“Al estar los educadores comprometidos también en la propiedad y la gestión, dan una garantía de profesionalidad muy superior a la que puede ofrecer un mero especulador económico”, agregó.
Las escuelas de gestión social son aquellas donde la tarea educativa es asumida cogestivamente desde las familias, el Estado, los educadores y sus destinatarios; que no tienen fines de lucro y funcionan con un criterio de horizontalidad en la toma de decisiones.
Dentro de éstas, las cooperativas tienen un modo particular de funcionamiento establecido por leyes específicas.


En la ciudad de Buenos Aires, una de las más antiguas es el Instituto Integral Mundo Nuevo (Serrano 557) que tiene 40 años de trayectoria ofreciendo educación inicial y primaria.
"Estamos considerados por la Ciudad como una escuela de gestión privada pero no recibimos ningún subsidio, somos una cooperativa de trabajo guiados por valores como la solidaridad y el fomento de la participación", agregó Colombo, que es directora de la escuela.
Un segundo antecedente lo constituye la Escuela Cooperativa Fishbach (Juan Agustín García 2044) de Paternal, una entidad que nació como un emprendimiento privado en 1964 y que ya lleva 11 años funcionando como cooperativa de servicios.
E
l tercer caso lo constituye el Instituto Comunicaciones (Tinogasta 2685) de Agronomía, que abrió sus puertas en 1990 siguiendo “un nueva tendencia observada en los clubes de crear colegios”, según se explica en su portal web. 
Pero en el 2000 el Club Comunicaciones tuvo que enfrentar un Decreto de Quiebra, tras lo cual un juzgado en lo comercial procedió a administrarlo por medio de un Fideicomiso. A fines de octubre del 2002, el tribunal ordenó su cierre, lo que fue revertido por sus trabajadores a partir de la conformación de una cooperativa que se hizo cargo ese mismo año de la administración.
“Hoy somos más de 60 familias de docentes los que enfrentamos este proyecto pedagógico-administrativo que no sólo mantiene nuestras fuentes de trabajo, sino que también sigue brindando educación y confianza a cientos de familiares”, dicen.
Por último, está el Instituto Excelsior (Malvinas Argentinas 3537) del barrio de Caballito, que según su portal web lleva “más de 70 años al servicio de la educación y 50 años como cooperativa de trabajo”. 

La semana pasada, los 60 trabajadores del Colegio Guido Spano decidieron constituirse en cooperativa de trabajo para salvar una institución de 92 años de historia que abruptamente iba a cerrar sus puertas dejándolos a ellos sin trabajo y a 350 alumnos sin escuela, aún habiendo pagado ya la matrícula 2014.(Télam)

martes, 28 de enero de 2014

La emotiva conferencia de Lizzie Velasquez



Lizzie Velasquez nació con una rara enfermedad que condicionó su aspecto físico.
Ella misma nos cuenta su historia en una de las mejores charlas motivacionales.

lunes, 13 de enero de 2014

“La educación popular es un gran paraguas”

Autor: Laura Vales
Fuente: Página 12
Fecha: 02-01-14

ENTREVISTA AL ANTROPOLOGO BRASILEÑO CARLOS RODRIGUES BRANDAO, EX COLABORADOR DE PAULO FREIRE



Rodrigues Brandao observa que, en su origen, la educación popular se inscribía en un proyecto revolucionario, mientras que hoy no existe “un horizonte unificado de megametas, sino una pluralidad de mediametas: la emancipación de minorías, mujeres, indígenas”.




Detrás de los anteojos bifocales, los ojos se le vuelven dos rayitas. “Cada vez me invitan más a hablar como un testigo de la historia y no como el educador que soy. Eso me alegra... ¡y me espanta!”, dice Carlos Rodrigues Brandao, y exagera su queja: “¡Incluso han llegado a llamarme ‘testigo ocular’!”. Es porque acaban de preguntarle por Paulo Freire. Antropólogo, doctor en Ciencias Sociales, psicólogo que nunca ejerció, este brasileño de 73 años trabajó con Freire en los ’60 y ya nunca dejó la educación popular. Como es de esperar, congreso al que vaya le preguntan por Freire. O por la época de Freire. O por las diferencias entre la época de Freire y esta época.

Rodrigues Brandao estuvo en Buenos Aires para participar del Seminario Movimientos Sociales y Educación Popular, organizado por la Universidad Nacional de Luján, la Red de Investigadores y Organizaciones Sociales de Latinoamérica y la Universidad de los Trabajadores (del IMPA). Se alojó, por supuesto, en el Hotel Bauen, donde –café y medialunas de por medio– habló con Página/12.

–En los últimos diez años, en la Argentina vimos cómo las organizaciones de desocupados alfabetizaron en los barrios, después las fábricas recuperadas organizaron bachilleratos populares, ahora se están armando universidades populares. ¿Es un fenómeno local o se dio en toda la región?

–Es algo más que un fenómeno local o regional: un fenómeno mundial. Acá los bachilleratos populares, en otros países latinoamericanos las escuelas de la pedagogía del campo, las universidades indígenas, las escuelas de los pueblos de la floresta en el Amazonas... En Escandinavia son pioneros en la creación de lo que ellos llaman también educación popular, que es llegar a la gente del pueblo, trabajar con ellos, letrarlos, alfabetizarlos y crear cultura propia, sobre todo en el caso sueco. Por todas partes surgen universidades libres, en una cantidad impresionante, algunas musicales, algunas de erudición cultural, algunas más centradas en un quehacer más concreto junto a obreros. Si hiciéramos un mapeo quedaríamos sorprendidos.

–¿Y a qué se debe?

–Son la expresión de un nuevo contrato social entre gente del pueblo movilizada y nosotros, de extracción universitaria, maestros, estudiantes. Y sin embargo, uno de los asistentes a este seminario que estamos haciendo nos comentaba un dato preocupante: “Hace diez años –decía– yo daba clases de Pedagogía I, y una lectura esencial era Paulo Freire. Hoy ya no se lee más a Freire en la universidad”. Es decir que algo que para nosotros es todavía muy importante y que nos reúne muy seguido, se estudia cada vez menos.

–¿Con qué está siendo reemplazado Freire?

–Con otras teorías, posmodernas. Casi todas europeas y norteamericanas que dicen “olviden las megametas, las ideologías, los imaginarios libertarios”. Ahora todo es una especie de criticismo de la realidad, algo del tipo “Vivimos en el peor de los mundos, somos colonizados por una dictadura universal que controla desde lo que hacemos en la cama a lo que hacemos en la escuela, y eso es tan aterrador que no podemos hacer más que hacer la crítica de lo que hacen con nosotros”.

–Pero la educación popular tampoco tiene todavía una teoría propia.

–Es que el mismo Paulo Freire tuvo siempre una dificultad muy grande en decir quién era. Por ejemplo: nunca fue marxista, solamente cuando viejo. En Pedagogía del oprimido utiliza a Mao-Tsé Tung, Marx, Martin Buber, que es un judío conservador, también a autores críticos pero no marxistas. Siempre, en toda su vida, fue muy ecléctico. Y por otra parte, las experiencias de educación popular fueron siempre muy diversas. Yo diría que aunque tuvimos un libro, claro, Pedagogía del oprimido, nunca hubo una única educación popular.

–¿Qué diferencias ve entre lo que fue la educación popular en sus inicios, con Freire, y lo que se hace ahora?

–En los inicios teníamos como horizonte una megameta. En mi juventud, tanto el militante de la iglesia como el del partido comunista en el Frente Amplio tenían el horizonte de la revolución socialista. Trabajábamos con grupos de alfabetización con el método de Paulo Freire, pero eso era el primer paso de algo que se concretaría en un modelo, Cuba, por ejemplo. Yo en aquel tiempo estudiaba psicología y mis compañeros me decían: “La psicología es una ciencia burguesa, la revolución está ahí, no habrá necesidad de psicólogos en un mundo socialista” (se ríe). Por eso dejé todo y me fui a México a estudiar educación comunitaria. Una segunda cuestión es que en aquel tiempo teníamos muchas ideas, muchos proyectos, pero no teníamos un pueblo, es decir, eran tiempos en que, más en Brasil que aquí, la gente del pueblo estaba muy desorganizada, tal vez las pequeñas ligas campesinas en el noreste, algún que otro sindicato... y nada más. Así que queríamos hacer una revolución popular sin pueblo.

–¿Y hoy?

–Tenemos una situación casi opuesta, es decir tenemos una pluralidad de horizontes, y la educación popular es como un gran paraguas que debajo tiene varios paragüitas.

–¿Por ejemplo?

–Bueno, el Instituto Paulo Freire tiene una educación ambiental popular, el Movimiento Sin Tierra tiene una experiencia de escuelas de la Vía Campesina, y una propuesta de educación del campo. Los movimientos de negros que luchan por sus tierras (en Brasil no solo hay una lucha de los indígenas por la tierra) tienen prácticas de movilización que se consideran una modalidad de educación popular. Entonces, no tenemos un horizonte unificado de megametas, sino que tenemos una pluralidad de mediametas, la emancipación de minorías, mayorías, mujeres, homosexuales, lo que sea, los frentes de lucha de los pueblos indígenas...

–¿Qué cambios ha provocado eso en la educación popular?

–La está cambiando. La educación popular no es más la que está escrita en la Pedagogía del oprimido. Tiene ahí sus raíces, pero es toda una pluralidad de experiencias. Nosotros estamos conmemorando cincuentenarios, el del primer encuentro nacional de cultura popular en Brasil, la primera experiencia de Paulo Freire. La pregunta es, después de tantos años de dictadura, movimientos de liberación, colonización neocapitalista, ¿cuál es el rol nuestro? Todavía no tenemos la respuesta, eso es de lo que venimos hablando en encuentros como éste. Vemos que los movimientos están siendo educadores de sí mismos. Los bachilleratos populares, la universidad andina... Es una cosa nueva con respecto a los principios de la educación popular y muy alentadora, muy significativa.

–¿Cree que los educadores populares tienen que trabajar con el Estado?

–Yo tengo una serie de artículos de los años ’70 y ’80 que pido que por favor que no lean (se ríe). Son muy radicales, uno de ellos, muy leído, se llamaba “De la educación fundamental a lo fundamental en la educación”, y establecía una dicotomía entre lo que llamaba la educación del sistema y las educaciones alternativas. Estábamos bajo dictadura, y no veíamos de ninguna manera la posibilidad de una educación popular gubernamental.
Pero de repente, Paulo Freire empieza su vida de educador en una institución empresarial, un servicio de empresarios de la industria. Trabaja ahí nueve años, después empieza a trabajar en la universidad de Recife, y ahí crea su método, luego es contratado por el Ministerio de Educación para trazar una campaña nacional de alfabetización. Luego se dio el golpe militar y se exilió en Chile. Paulo raramente estuvo vinculado con movimientos populares, pero sí con gobiernos populares. Cuando vuelve a Brasil es contratado e invitado para hacer un programa de alfabetización en la alcaldía de San Pablo. Es decir que practicando una educación para la liberación del pueblo, casi siempre trabajó para gobiernos de izquierda.

–Y fue secretario de Educación.

–Pero no estuvo más de seis meses, porque nos confesó “es imposible hacer cualquier trabajo con los militantes del PT”. Eran una patrulla ideológica muy fuerte.

–¿Qué es Rosa Dos Ventos?

–Aquí en Argentina hay núcleos de economía solidaria... Hay experiencias incluso mucho más importantes que en Brasil, como las fábricas recuperadas, que allá no tenemos, las cooperativas, que son mucho más fuertes aquí. Allá tenemos experiencias más pequeñas, algunas cooperativas en el campo, sobre todo en el sur. Yo tengo una finca allá, en una región muy bonita, en la que solo hay sierras y piedras, en el sur de Minas Gerais. Allí creamos Rosa Dos Ventos, una casa abierta, o posada abierta. Es un centro basado en la economía solidaria, y ahí están mis libros y discos, y todo lo que tengo. Es una experiencia muy bonita, que tiene ya 18 años. Me gustaría que eso se multiplicara: crear espacios donde la gente puede encontrarse y compartir vidas, porque hacemos todos juntos. Son unas siete u ocho casitas y es un poco una experiencia de una eco-villa, de esas sí hay muchas en Brasil, condominios de izquierda, grupos que compran una hacienda.

–La revolución en el patio.

–Es la idea de la economía solidaria. Ya que no podemos hacer una revolución socialista, vamos a comer por los fondos al sistema capitalista, vamos a crear experiencias cooperativas, de intercambio, modelos sociales. En Brasil, pocos lo saben, hay cuarenta y tantas monedas en curso. El MST está haciendo en el sur experiencias de agroecología y el mismo gobierno, que está muy condescendiente con el agronegocio, acaba de librar una guerra muy grande para estas experiencias de agricultura familiar y agroecología. Son espacios donde se asocia la lucha por la tierra con la producción verde, con la economía familiar y la agroecología. Experiencias muy esperanzadoras, como pequeñas islas intercomunicadas y libres. Y allí también estamos intentando crear una universidad popular.

viernes, 10 de enero de 2014

Basta de etiquetas en los niños

Fuente: CCHR 

miércoles, 8 de enero de 2014

Cortometraje: El empleo

Recomendado por: Diego Lerner



El Empleo nos cuenta la historia de un hombre anónimo que realiza su viaje habitual al trabajo, inmerso en un mundo en el que la utilización de las personas como objetos es algo cotidiano. Con humor negro y una mirada crítica sobre el tema, se explora el lugar del ser humano en las sociedades modernas, en busca de una profunda reflexión de la público.

lunes, 6 de enero de 2014

No dejes que los prejuicios hablen por vos 2

domingo, 5 de enero de 2014

Educación democrática (En Europa)

Fuente: Eudec

Educación Democrática

Image
¿Por qué las escuelas de los estados democráticos tienen que ser antidemocráticas y jerárquicas? No tienen por qué.
Los estudios sobre educación lo han demostrado: la mejor manera de aprender es siguiendo nuestra natural curiosidad y nuestros intereses. Esto es lo que sucede en las escuelas democráticas y las universidades. Aprendizaje libre, auto-motivado. La curiosidad natural no es sofocada, sino alimentada. El resultado: estudiantes motivados, los estudiantes innovadores, aprendices de por vida.
Hay dos pilares de la educación democrática:
- aprendizaje autodirigido
- una comunidad de aprendizaje basada en la igualdad y el respeto mutuo.

Aprendizaje autodirigido

Los estudiantes de escuelas y universidades democráticas eligen cómo pasar sus días de escuela, dedicarse a sus intereses y prepararse para sus vidas y carreras elegidas. El aprendizaje puede tener lugar en las aulas, al igual que en las escuelas convencionales. Pero hay muchas maneras de aprender fuera de las aulas, como aprendiendo e investigando por su cuenta, en internet, con juegos, trabajo voluntario, realización de proyectos, visitas a museos, viajes y conversaciones con amigos/as y profesores/as.
Textos sobre aprendizaje autodirigido ( en construcción)

Una comunidad de igualdad y respeto mutuo
Image
El mejor lugar para estudiar, - o para trabajar o para vivir, por lo demás - es aquel en el que nuestros derechos y opiniones son respetadas.
Las escuelas democráticas celebran asambleas en las que todos los miembros de la comunidad tienen un voto igual, independientemente de su edad o condición. Estudiantes y profesores/as pueden sentarse juntos/as como iguales para discutir y votar sobre las reglas escolares, los programas, proyectos, la contratación de personal e incluso los temas presupuestarios.
El resultado: tolerancia, mentalidad abierta, personas responsables que saben cómo expresar sus opiniones y escuchar las de los demás, bien educados, ciudadanos activos de una sociedad democrática moderna.
Textos sobre la toma de decisiones comunitaria en las escuelas (en construcción)

¿Por qué una educación democrática?

La pregunta es más bien: ¿Por qué no?
Vivimos en una sociedad democrática, que para funcionar bien requiere que los/as ciudadanos/as sean creativos/as, innovadores/as y activos/as en sus comunidades y regiones. Los/as niños/as no aprenden estas cualidades a través de clases y teoría. Por contra, aquellos/as que experimentan la auto-responsabilidad y la democracia día a día en sus escuelas aprenden a expresar su opinión, a luchar por las cuestiones que son importantes para ellos/as, a resolver problemas como grupo, el respeto a las opiniones de los demás y a contribuir a la gestión exitosa de sus comunidades. Aquellos/as que son responsables de su propio aprendizaje desarrollan estrategias efectivas para la búsqueda de soluciones creativas e innovadoras a los problemas, y tienen las herramientas necesarias de un verdadero estudiante de por vida.
En términos de aprendizaje efectivo, los científicos han sabido desde hace años que el verdadero aprendizaje (en contraposición a la memorización de hechos que se olvidan rápidamente) sólo puede ocurrir en lugares que estén libres de miedo y estrés, y cuando la información que se está aprendiendo es relevante e interesante para el individuo. Estas condiciones se pueden alcanzar mejor cuando los estudiantes tienen la facultad de dirigir su propio aprendizaje con el apoyo de adultos capaces de proporcionar retroalimentación positiva y apropiada.
Pero este razonamiento, aunque válido, en realidad olvida el punto más importante. Los/as niños/as y los/as jóvenes no son productos a desarrollar con fines económicos o sociales, sino individuos completos con el derecho a ser "educados en el espíritu de los ideales proclamados en la Carta de las Naciones Unidas, y en particular en el espíritu de paz, dignidad, tolerancia, libertad, igualdad y solidaridad "(Convención sobre los Derechos del Niño, adoptada y abierta a la firma, ratificación y adhesión por la Asamblea General 44/25 del 20 de noviembre de 1989). E incluye la libertad de decidir qué, cómo, cuándo y con quién quieren aprender.


sábado, 4 de enero de 2014

Como se nos ocurren las ideas

Fuente: TedX Rosario
Disertante: Estanislao Bachrach

viernes, 3 de enero de 2014

Escuela del bosque, escuela de pedagogía libre en Uruguay

Fuente: El planeta de los chicos
Fecha de publicación: 12-03-2013

En La Paloma, Uruguay, un grupo de padres y educadores crearon la Escuela del Bosque, una escuela de pedagogía libre.
A través de una de sus creadoras, Angela Gini, conocemos las razones de su creación y cómo es esta forma de educar.

Angela nos aclara:- empezamos a funcionar en marzo de este año (2013) con niños de 1 a 5 años.
A nuestra escuela asisten 24 niños y se sostiene económicamente con el aporte de los padres, eventos que hemos realizado y algunas donaciones.
No adoptamos métodos conocidos porque son directivos, nosotros somos escuela libre, eso significa que no dirigimos, no le decimos al niño qué y cómo lo tiene que hacer, si preparamos los ambientes, utilizamos mucho materiales Montesori y los espacios están en constante evolución, así como los niños. Espacios donde están contemplados todos los contenidos que exige el Ministerio de Educación y muchos mas.

Los niños van descubriendo y experimentando desde su sentir, consideramos a nuestra escuela un lugar de encuentro de niños, donde pueden ser simplemente niños, donde se actúa basándose en la capacidad de elección de cada niño, con amor y respeto. Donde los éxitos académicos y la competencia no existen, si la cooperación y el interés de aprender a creer en los sueños, viviendo con coraje, responsabilidad e integridad. El adulto se desempeña como referente, trasmitiendo experiencias con alegría, entusiasmo y pasión.
Nuestra intención es seguir avanzando con estos niños, para el 2014 tenemos previsto incorporar niños de 6 y 7 años.

EL SENTIDO DE LA EDUCACION LIBRE EN EL MOMENTO ACTUAL
Hoy se plantea en todos los ámbitos de la sociedad que es necesario y urgente un cambio en la educación de nuestros niños/as y jóvenes. La sociedad actual se encuentra en una encrucijada, nuestro modelo educativo no satisface a niños, padres y educadores, prevalece un sentimiento de insatisfacción que conduce a la frustración, inseguridad y violencia, en respuesta a la no realización del conjunto de la sociedad. Ante esta situación y en búsqueda de una salida hacia la realización personal y el encuentro de nuestra propia felicidad es que un grupo de personas nos hemos reunido y debatido el tema. Así surge Escuela del Bosque un emprendimiento cooperativo que nuclea a padres, niños y educadores, creando una escuela de pedagogía libre.

No hay duda de que la humanidad está atravesando un momento crítico. Parece claro que la forma de relacionarnos entre nosotros y con el planeta no funciona. Somos muchos los que pensamos que se está gestando un cambio de consciencia en el ser humano. Consideramos que ese cambio va hacia la unión, hacía sentir que somos uno y actuar en consecuencia: sentirnos uno los humanos, uno con el planeta, uno con el universo.

jueves, 2 de enero de 2014

Un café pendiente

Fuente: Uncafependiente

Qué es café pendiente
Es una iniciativa que invita a realizar una acción solidaria, sin fines de lucro, basada en la confianza. Surgió en 2008 en Nápoles, Italia, con el nombre de "Caffè Sospeso" y, gracias a las redes sociales, ya se ha extendido a varios países, con muy buena respuesta de la gente.

Objetivo
Nuestra finalidad no sólo es ayudar a la gente en situación de calle dándoles algo para comer y tomar, sino buscar de a poco la visibilidad y la inserción de estas personas en la sociedad. Evitar la discriminación y convertirnos nosotros también en un país más amigable, solidario y menos desconfiado.

Quiénes somos
Un grupo de jóvenes que deseamos invitar a toda la comunidad a realizar un gesto generoso, sencillo y de bajo costo. Nuestra tarea es difundir la información y ayudar a crear esta red de bares solidaraios. Pero la iniciativa está en todos y cada uno de nosotros. Es responsabilidad de todos lograr que esto funcione y siga creciendo, sumando bares, haciendo correr la voz, aportando ideas constructivas.

En qué consiste
Consiste en pagar anticipadamente una taza de café caliente para alguien que no tiene recursos para hacerlo.Pueden participar​
1) Todo local gastronómico (restaurante, bar, confitería, etc.) que sirva café.
2) Cualquier persona que pueda y quiera abonar un Café Pendiente.
3) toda persona que tenga ganas de acercar esta iniciativa tanto a bares como a organizaciones solidarias que trabajen con gente en situación de calle y/o pobreza, como comedores, iglesias, hospitales...

Cómo funciona
- Primero se invita a Bares y Cafés para que se sumen al proyecto.
- Cada establecimiento tendrá un logo identificatorio de "Café Pendiente" en material autoadhesivo y un pequeño afiche tamaño A4 (21x29.7 cm.). Todo el material necesario lo podés descargar acá .
- Además, pedimos que el establecimiento se encargue personalmente de llevar carteles a hospitales, iglesias, comedores, colegios cercanos a su local que digan dónde pueden retirar ese café pendiente.
- Al mismo tiempo se invita a voluntarios a que acerquen a estas organizaciones la lista de bares con café pendiente disponibles.
- También podés colaborar donando vasos descartables e impresiones de afiches y del logo.

Dónde funciona cafe pendiente
En la web, en Facebook y en nuestro site de Google Maps se actualiza periódicamente la lista de bares adheridos. Esta lista se puede descargar y acercar a organizaciones solidarias.

Otras consideraciones
Este es un proyecto basado en la solidaridad y en la confianza.
No hay un manual de uso, por lo que cada espacio gastronómico es libre de poner sus reglas o limitaciones, siempre y cuando cumpla con el compromiso solidario asumido y lo comunique tanto a los compradores como a los consumidores.
En los espacios que por diversas razones no puedan invitar personas en situación de pobreza y/o calle, pueden servir el café en un vaso descartable.
En el caso de observar alguna acción irresponsable, podés contactarnos vía Facebook, Web o e-mail. Cuando sea necesario, se retirará al local de la lista y el material de identificación.
Si nadie reclama los Cafés Pendientes, podés comunicarte con nosotros y nos aseguramos de ofrecerlos. Existen infinidad de posibilidades, variantes e ideas para realizar este proyecto y estamos dispuestos a ayudar a difundirlas.

10 años del Bachillerato Popular IMPA

Fuente: Barricada
Fecha de publicación: 20-12-2013


El pasado viernes 20 de diciembre se realizó el acto por los 10 años del Bachillerato Popular para Jóvenes y Adultos de IMPA, durante el cual se hizo un repaso de lo acontecido desde 2003 a la actualidad.
Nora Cortiñas y Mirta Baravalle, Madres de Plaza de Mayo – Línea Fundadora, acompañeron el festejo junto a algunos de los cofundadores de la institución educativa, como Roberto Elisalde.
IMPA vive, definió claramente Fernando Santana, del Bachillerato Popular IMPA y así plasmó su convicción que todas y todos acompañamos acerca de la función social de la primera fábrica recuperada por sus trabajadores.
Como cierre, se entregaron los títulos a la 8ª promoción de Graduados, quienes ahora tienen otra oportunidad para abrirse camino en la vida